11
octubre

El acceso a la información pública en el Ayuntamiento de Granada: ¿Podemos llamarlo ‘transparencia’?

Comienza este blog, después de muchos intentos de ponerlo en marcha, con un artículo dedicado a la transparencia, ese valor tan de moda. Ciudadanos e instituciones han generado todo un debate muy actual, en el que la transparencia se ha elevado a principio indiscutible en torno al que deben construirse las relaciones sociales del futuro, pero en el que es difícil ponerse de acuerdo sobre cuáles deben ser los límites de la privacidad, de la información reservada y de la propia transparencia como mecanismo de generación de confianza en instituciones y organizaciones sociales, así como en las personas que las gestionan.

No cabe duda que vivimos envueltos en una crisis de confianza institucional generalizada, con un índice de percepción de la corrupción altísimo por parte de la población, y lo peor, con la sensación de que nada de esto tiene arreglo. Pero no voy a a escribir en este blog para dar datos subjetivos, o apreciaciones cualitativas, sino para profundizar en las razones de estas evidencias de una forma analítica.

Pondremos el foco en la institución más cercana al ciudadano granadino, que no es otra que el Ayuntamiento de la ciudad. ¿Qué nivel de transparencia tiene el consistorio, si es que esto se puede medir? Más allá de que la transparencia pueda ser un concepto intangible, intentaremos utilizar una serie de datos y de indicadores para intentar evaluar el grado de nitidez del cabildo granadino en la gestión de los intereses de los ciudadanos. Casos como el los interrogantes sin resolver que rodean al caso del ‘Palacio del Hielo’, la desaparición de las actas de las juntas de distrito en la web del ayuntamiento, o las continuas denuncias de los diferentes grupos municipales de la oposición sobre la dificultad en obtener datos municipales, no son más que el escaparate de una deficitaria gestión de la información consistorial.

Partiendo de los datos que publica la organización ‘Transparencia Internacional’ en un estudio que realiza anualmente sobre los datos que hacen públicos los ayuntamientos más importantes de España, denominado ITA (Índice de Transparencia de Ayuntamientos), el Ayuntamiento de Granada presenta en 2012 una puntuación de 33,8 puntos sobre 100 en dicho ranking, lo que lo sitúa en el puesto 96 de 110 Ayuntamiento analizados. Esta puntuación es una media obtenida de las distintas calificaciones que se realizan en cinco apartados diferentes, que se pueden consultar en la gráfica que se representa a continuación y que ofrece los datos de los últimos cuatro años.



Más allá de la metodología utilizada, que siempre suele ser una cuestión de fondo en este tipo de debates, no cabe duda de que el resultado no es satisfactorio a ojos del ciudadanos, representado por la institución. Salvado por la buena nota conseguida en los últimos años, en el apartado de contrataciones de servicios, el resto de indicadores de transparencia no consiguen un aprobado mínimo. Tal es así, que de aplicársele algunos de los preceptos recogidos en el ‘proyecto de ley de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno’ que se tramita actualmente en el Congreso, no conseguiría cumplir con el 20% de las exigencias.

En todo caso, aunque el Ayuntamiento de Granada muestra un buen comportamiento en el apartado correspondiente a contrataciones de servicios, sucumbe de forma estrepitosa en el epígrafe relativo a transparencia económico financiera, en la que recibe un cero absoluto. ¿Cuáles son las razones de este fracaso en el derecho a la información?

La falta de información en esta materia ha sido denunciada en muchas ocasiones por parte de los partidos de la oposición, pero volviendo a los datos, quizá sea interesante saber que en el portal rendiciondecuentas.es aún no tiene publicadas las cuentas del consistorio granadino, a pesar de que fueron aprobadas en pleno de 27 de junio de 2013. Desconocemos si el hecho se debe a que no han sido remitidas, o a que no han sido publicadas por el órgano gestor de dicho portal web, encargado de dar publicidad a las cuentas de los ayuntamientos, una vez que son enviadas por estos.

Sea como fuere, el hecho de que en la citada web aparezca (salvo que se deba a una errata) que las cuentas relativas al ejercicio 2011 fueron remitidas el pasado 4 de julio de 2013, invita a pensar que tardarán otro año en remitir las del ejercicio pasado, ya que esta práctica se repitió en la remisión de cuentas de 2011. Lo cierto es que, si echamos la vista atrás, la rendición es insuficiente, además de tardía, ya que en los dos ejercicios justificados se omiten las cuentas de algunos de los organismos autónomos y sociedades mercantiles dependientes de la entidad municipal, como se puede observar en el siguiente gráfico.



Ninguna de esta información está disponible en la web del Ayuntamiento de Granada, que presenta de esta forma una más que deficitaria en materia de acceso a la información pública. Y lo que es más grave, ha sido el propio ente el que ha ido deteriorando esta relación informativa, teniendo en cuenta, que salvo en el apartado estrella de contrataciones de servicios, las valoraciones han ido decreciendo progresivamente en los últimos años, siendo 2012 el peor valorado de los últimos cuatro en materia de transparencia y acceso a la información.

El equipo de gobierno debería reflexionar sobre cómo garantizar el derecho ciudadano de acceso a la información pública, más allá de las obligaciones a las que se pueda ver sometido por la futura ley de transparencia. No se trata de cumplir con una obligación, sino de garantizar un derecho, y ello requiere un cambio de prisma en la mirada del fenómeno de la transparencia. Y no es una cuestión de ideología, de siglas, ni de partidos. Muchos de los ayuntamientos mejor evaluados están gobernados por el PP, de la misma manera que en otros gobierna el PSOE. Igual ocurre al contrario, de manera que entre los peor valorados los hay de diferente signo político. Municipios como Madrid, Bilbao, San Sebastián o Zaragoza, cuentan con un apartado específico en sus páginas webs dedicado al seguimiento de los indicadores ITA, lo que nos lleva a la conclusión de que se trata de una cuestión de compromiso con los ciudadanos, basado en la convicción.

No obstante, a pesar de los malos resultados no es Granada el ayuntamiento andaluz peor valorado en materia de transparencia. No a mucha distancia, pero con peores resultados, aparecen en el ranking de los suspensos Almería, Jaén y Huelva. Córdoba, sin llegar al aprobado, mejora sustancialmente los datos de Granada, mientras que Málaga, con un 95% de nota final es la capital andaluza que mejor y mayor información da a sus ciudadanos, como se puede observar en la siguiente gráfica.



Quedarían muchos detalles en los que profundizar, pero el análisis que presento en este artículo no pretende más que hacernos reflexionar sobre lo lejos que estamos en Granada de poder hacer uso de nuestro derecho a obtener una buena y completa información ciudadana. Dejo como resumen esta infografía, que esperamos que en los próximos años solo sirva para comparar la evolución experimentada en materia de transparencia y acceso a la información.



Incho Cordero
Avatar de Incho Cordero

Incho Cordero, apasionado del periodismo de datos, al que recurro para contar historias, más allá de los fríos números y las tristes cifras. Buscando una salida a tantos datos que muchas veces no dicen nada, o tienen demasiadas interpretaciones y a las estadísticas que confunden, cuentan realidades parciales y sesgan la percepción de la realidad que nos rodea.

Comentarios en este artículo

  1. Enhorabuena por el artículo y por la presentación de los datos. Sin duda contribuyes a mejorar el contenido de este humilde medio de comunicación. Gracias por la parte que me toca. Y bienvenido.

    Álvaro Calleja
  2. […] de lo que vengo hablándoles con cierta asiduidad. De hecho este blog inauguró su andadura con un artículo sobre la transparencia en el Ayuntamiento de Granada, en aquel caso basado los datos obtenidos del informe de Transparencia […]

    Transparencia en el ámbito municipal: dime de qué presumes… | Granada en datos

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *