18
octubre

¿Qué hacen los diputados granadinos en Madrid?

Hice un experimento a mi alrededor y se confirmaron mis peores sospechas; hagan la prueba y comprobarán cómo muy pocas personas de su entorno son capaces de decir el nombre de algún diputado de los siete que tiene actualmente la circunscripción electoral de Granada en el Congreso.

Quizá alguno de ellos, por ser un nombre persistente en la política local y autonómica, después de haber ocupado cargos de relevancia pueda ser identificado, aunque creo que más por azar que por conocimiento. Me sorprendí, incluso, de que algunos militantes de los dos partidos que obtuvieron escaños, no fueran capaces de nombrar a algunos de sus representantes en la cámara.

¿Conocemos a los diputados que representan a Granada en Madrid? Parece que menos de lo que deberíamos…

No cabe duda de que Madrid queda muy lejos de Granada, una ciudad y una provincia en la que las cosas que pasan resultan muy ajenas a las preocupaciones de la Villa y Corte, de la que no solo nos separan unas infraestructuras deficitarias, sino además una dejadez importante.

Siempre se ha dicho que Granada está como está porque no había políticos en Madrid capaces de trabajar por la provincia. Sea como fuere, de la lista de diputados que han ocupado escaño desde la reinstauración de la democracia, no quedan en la memoria grandes nombres granadinos que puedan ser recordados por su altura política, teniendo en cuenta que la mayoría de los problemas del ayer se han perpetuado, sin que ninguno de los partidos que han gobernado haya sido capaz de solucionarlos.

El panorama actual no varía mucho de legislaturas anteriores. Si durante la campaña electoral los candidatos adquieren un cierto protagonismo por aquello de la propaganda invasiva, días después pasan al olvido y al ostracismo político, del que solo salen en algún acto de agenda en el que la prensa local decida hacerse presente, para reivindicar que también existen. No quiero poner en duda de antemano con esta introducción el trabajo más o menos interesante que puedan hacer en su cometido parlamentario, pero tengo la sensación de que se trata de un trabajo difícil de traducir en resultados para el votante medio.

Granada cuenta actualmente con siete parlamentarios en el Congreso, cuatro del PP (Concha de Santa Ana, José Miguel Castillo Calvín, Pablo García Pérez y Eugenio Nasarre Goicoechea) y tres del PSOE (José Martínez Olmos, Manuel Pezzi Cereto y Elvira Ramón Utrabo). Todo ello, merced a los 236.981 votos que obtuvieron los populares, frente a los 184.895 que recibieron los socialistas, resultado que invirtió el tradicional reparto de fuerzas políticas granadinas en Madrid.

Pero más allá de sus nombres y de sus votos… ¿Qué hacen estos señores y señoras en Madrid, mientras la gente resuelve sus afanes provincianos en Granada? He intentado desglosar el análisis en tres apartados:

El trabajo de los diputados en términos cuantitativos

El primer análisis es una comparativa meramente cualitativa del trabajo realizado por los siete diputados en Madrid, así como de los datos acumulados por partido político.

Estos datos no pretenden extrapolar conclusión cualitativa alguna sobre la calidad del trabajo que desarrollan y que yo desde aquí no voy a juzgar; en todo caso, sabrá el lector sacar conclusiones, si las hubiera.

Los datos han sido recopilados con fecha de 31 de agosto de 2013 (cierre del curso parlamentario) de la web del Congreso de los Diputados, no sin realizar un ímprobo esfuerzo, debido al formato tan absolutamente inaccesible en el que se encuentra recopilada la mayor parte de información que contiene.

He debido obtener los datos manualmente, diputado por diputado, realizando un arcaico proceso de limpieza, más propio de otros tiempos que de lo que debería parecerse a un Congreso 3.0. Todo sería mucho más fácil si los contenidos estuvieran etiquetados, una técnica que ya está inventada hace décadas, pero que parece no haberse descubierto en ciertas esferas, y los datos estuvieran en formato reutilizable.

Por tanto, no he podido hacer un recuento exhaustivo de las iniciativas e intervenciones parlamentarias en relación a la provincia de Granada que han hecho los diputados, e insto desde aquí a sus señorías que desde el Congreso trabajen por una web mucho más abierta en datos e información.

Casi siete de cada diez intervenciones de diputados granadinos son de miembros del grupo socialista

Dicho esto, los datos determinan que el diputado granadino más preguntón del arco parlamentario en el período de tiempo analizado es Manuel Pezzi, que ha planteado un total de 305 cuestiones, entre preguntas orales y escritas, seguido por su compañero de bancada, José Martínez Olmos, que ha realizado un total de 198 preguntas.

Estos dos diputados, junto a su compañera Elvira Ramón, han presentado un total de 496 preguntas, lo que supone algo más del 86% de la actividad  de los diputados por Granada en este sentido, frente a las 83 preguntas registradas por los populares.

La intervenciones en Pleno o Comisión son igualmente lideradas por los socialistas, que realizan casi el 70% de las intervenciones parlamentarias de todas las que realizan los siete diputados de nuestra circunscripción electoral.



Gran parte del trabajo que hacen estos diputados tiene que ver con las comisiones a las que pertenecen, como miembros adscritos, vocales o portavoces, en la mayoría de los casos. En cinco de ellas hay dos diputados, uno de cada partido (Asuntos Exteriores, Justicia, Fomento, Sanidad y Servicios Sociales y Educación y Deporte).

El diputado que está en más comisiones actualmente es Martínez Olmos, que participa en un total de cinco, aunque en una de ellas, en la Diputación Permanente, es vocal sustituto.

Elvira Ramón ha participado en un total de siete comisiones distintas a lo largo de la legislatura, mientas que el menos ‘participativo’ en este sentido es Nasarre Goicoechea, con solo dos adscripciones a comisiones.

Como es de suponer, la mayor parte de las intervenciones que tienen como objeto la provincia de Granada están relacionadas con comisiones a las que pertenecen dos de los diputados más activos, como son las de Fomento y Sanidad y Servicios Sociales. En este sentido, abundan las preguntas relacionadas con las infraestructuras (AVE, A-7, corredor ferroviario, etc.,) y las relacionadas con las políticas sanitarias del Gobierno (cobertura sanitaria, gestión farmacéutica, relaciones con la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, etc.).


 


No cabe duda de que, independientemente de la calidad del trabajo realizado por los diputados, los números de unos y otros casan perfectamente con la labor de contención, por parte de aquellos que pertenecen al grupo parlamentario con mayoría absoluta, mientras que los del PSOE son más propios de un partido en la oposición en su labor de control al gobierno.

 

Visibilización del trabajo de los diputados

Algo muy importante en un parlamentario debería ser su compromiso con la transparencia y su nivel de rendición de cuentas, dado que es un representante de los ciudadanos, no solo de los que le han votado, sino incluso de los que no lo han hecho. En este sentido, las estrategias seguidas por unos y otros son muy dispares.

Ambos grupos políticos tienen en sus páginas provinciales referencias de sus diputados nacionales, si bien el Partido Popular solo ofrece información del perfil personal de sus cuatro diputados, sin referencia específica a la actividad parlamentaria que desarrollan. Dicha web ofrece un correo genérico para recibir sugerencias, sin un espacio que facilite la relación con los diputados provinciales.

El partido socialista, por su parte, tiene una página dedicada específicamente a la actividad de sus diputados, en la que se incluye información sobre la actividad parlamentaria de los mismos, y un espacio denominado ‘gobierno abierto’, a través del cual los ciudadanos pueden incorporar sugerencias.

Los socialistas Martínez Olmos y Pezzi son los más tuiteros de los siete. A algunos ni se les conoce el email

Por regla general podemos decir que los diputados no son el paradigma del desarrollo tecnológico. Todos ellos ofrecen una dirección de correo electrónico en su ficha del Congreso o en la página de su partido, excepto Concha de Santa Ana y José Miguel Castillo. Castillo Calvín, además, es el diputado más aislado de todos, ya que no solo no ofrece correo alguno, sino que no está presente en ninguna red social ni mantiene blog o web personal alguna.

Algo parecido le ocurre a Nasarre, aunque este sí ofrece un correo electrónico de contacto en su ficha de la web del Congreso.

Los líderes de las redes sociales son Manuel Pezzi, con 3.816 seguidores en Twitter y, sobre todo, Martínez Olmos, con 11.155 seguidores, que además es el único que tiene un blog personal relacionado con su actividad.

Pero más allá de sus cifras, se puede decir que son los dos únicos que realmente hacen un uso cotidiano de las redes sociales en relación a su actividad parlamentaria, a través de las que pueden interactuar con los ciudadanos.


 

Enlaces de contacto y perfiles en redes sociales de los diputados granadinos en el Congreso

 

Diputado email Twitter Facebook Blog
Concepción de Santa Ana (PP) No Si Si No
José Miguel Castillo Calvín (PP) No No No No
Pablo García Pérez (PP) Si Si Si No
José Martínez Olmos (PSOE) Si Si Si Si
Eugenio Nasarre Goicoechea (PP) Si No No No
Manuel Pezzi Cereto (PSOE) Si Si Si No
Elvira Ramón Utrabo (PSOE) Si Si Si No

 


 

La vinculación con Granada, la dedicación al puesto y el compromiso con el cargo

El tercer punto es difícil de analizar en términos cuantitativos. No se trata de hacer un examen de granadinismo ni de amor patrio, pero sí de profundizar en una serie de datos que nos permitan hacernos una somera idea de la vinculación entre diputado y provincia.

Es la primera vez que Nasarre representa a Granada, pero lleva cuatro legislaturas consecutivas como diputado

De los siete elegidos, cuatro se enfrentan a su primera experiencia congresista (José Miguel Castillo y Pablo García, por el PP y Martínez Olmos y Elvira Ramón por el PSOE), dos repiten legislatura (Concha de Santa Ana y Manuel Pezzi), mientras el auténtico profesional del cargo es el diputado Eugenio Nasarre, que aunque es la primera vez que concurre por Granada, lleva cuatro legislaturas consecutivas como diputado en Cortes.

El caso de Nasarre, el gran desconocido a nivel provincial, es el típico caso de diputados paracaidistas de los que ya hemos tenido experiencia en otras eleciones, sin gran vinculación con la ciudad. Su perfil, muy técnico, vinculado al mundo de la educación y muy comprometido con la reforma educativa, lo sitúa en un plano de desconexión con la realidad granadina. Sus únicas intervenciones relativas a Granada fueron una batería de preguntas realizadas el mismo día y relacionadas con el plan de pago a proveedores, sin mayor transcendencia.

Pablo García es el diputado que más cargos ostenta junto con el de diputado. Castillo Calvín, el único que ejercita una actividad profesional compatible

En todo caso, la mayoría de ellos han ejercido cargos públicos de cierta relevancia a excepción de Castillo Calvín, que procede del sector privado. Y algunos de ellos compatibilizan sus actividades, públicas o privadas, con el cargo de diputado.

En determinados casos la compatibilidad de cargos resulta realmente meritoria, como la de Pablo García, que además de diputado es alcalde de Albolote y presidente de otros tres organismos públicos (más otros dos cuya renuncia tiene pendiente de una modificación estatutaria). Y aunque sus actividades compatibles no le generan ingresos, si cobra dietas por asistencia a plenos y reuniones, mientras que Castillo Calvín tiene autorizado su ejercicio como abogado y administrador concursal, y por tanto la obtención de ingresos profesionales.

El resto de diputados tienen dedicación exclusiva, aunque la mayoría de ellos declara realizar actividades paralelas de las que obtienen ingresos, bien como rentas o como compensación de gastos, por publicaciones, asistencia a seminarios, tertulias, charlas, y otros menesteres en los que un parlamentario siempre garantiza un determinado aforo. Tres de ellos (José Martínez, Eugenio Nasarre y Manuel Pezzi) son funcionarios públicos en situación de servicios especiales, por lo que cobran sus correspondientes trienios (a excepción de Martínez Olmos, según me hace saber el interesado), al margen de su asignación como diputado.

También declaran aficiones filantrópicas (de carácter no remunerado) Pezzi, como miembro de la Fundación Centro de Estudios Andaluces, y Nasarre, como miembro de nada más y nada menos que cinco fundaciones, entre ellas la archiconocida FAES, pero ninguna de Granada.

La única diputada que no declara ninguna actividad al margen de su trabajo como diputada es Elvira Ramón.

Este recorrido no tiene mayor intención que el de hacer una radiografía sobre el perfil de los diputados y ayudar a desnudar cualquier interés paralelo que pudiesen tener al de su actividad parlamentaria. Ni mucho menos tiene la intención de realizar vouyeurismo social… No es mi intención. Quien pueda estar interesado en ello puede visitar la web del Congreso, donde están las declaraciones de bienes y actividades con todos los detalles.

Martínez Olmos y Nasarre tienen casa en Madrid, pero cobran 1.823,86 euros por dietas de alojamiento

En todo caso, sí considero importante tener un dato en cuenta de especial relevancia, en relación a la polémica suscitada por los diputados de provincias que tienen casa en Madrid y cobran los 1.823,86 eruros por dietas de alojamiento: Martínez Olmos y Nasarre Goicoechea son dos de los 62 diputados que se hallan en esta situación. La percepción de estas dietas ha sido avalada por el Tribunal Supremo, pero en todo caso, supone un frente de debate social importante, en relación a la pertinencia de la medida.

La conveniencia de monitorizar la actividad parlamentaria de forma transparente

No cabe duda de que una sociedad civil fuerte debe exigir la rendición de cuentas permanente a sus representantes políticos, no solo cada cuatro años con la excusa de unas elecciones.

Es un ejercicio de salud democrática en el que ya existen iniciativas como quehacenlosdiputados.net o quienmanda.es entre otras. Y como epílogo, animo a los diputados aludidos, así como a sus grupos políticos a que realicen un análisis interno, obtengan sus propios datos y realicen el máximo ejercicio posible de transparencia. Ah! Y que no se les olvide lo de trabajar para que el Congreso tenga una página con datos abiertos y accesibles. ¡Gracias!


  •  Descárgate el documento con los todos los datos de este artículo en formato open data

Comentarios en este artículo

  1. […] son los diputados granadinos en Madrid?, ¿conocemos sus funciones?, ¿seguimos su actividad? Incho Cordero nos facilita la información con un admirable trabajo documental que arroja luz sobre …. Es su segunda entrada en su blog, ‘Granada en datos’, y ya tenemos ganas de […]

    Granada despierta contando mentiras sobre el IBI y sembrando esperanza | Granada despierta
  2. De todos, el unico que me suena y porque le conoci en los años 70, es al Sr. Pezzi, como profesor en la faculta de filosofia y letras y creo que desde entonces vive del cuento de la politica, sin que se le conozca, salvo en su circulo, . Las comisiones de trabajo y las otras comisiones, que suponen el sustento de tanto actor terciario, del psoe, del pp y del resto del arco politico y si tienen nsrices que demuestren lo contrario ya que Granada, sigue a la cola del desarrollo cultural, industrial . solo estamos a la cabeza en el paro donde somos de los primeros de españa y de Alemania. Luego…. ¿que hace esta gente, aparte de cobrar a fin de mes, dietas, comision por comisiones, salario etc.? Que pais Dios mio.! Que pais!

    antonio
  3. Gracias por el informe. Me gustaría hacer dos precisiones: una, que no cobro trienios y la otra, que no cobramos dietas por alojamiento. Así, la cuantía que recibimos los diputados de fuera de Madrid, es una cantidad para afrontar todos los gastos que nos genera la actividad de la Cámara en nuestra función como diputados en Madrid, fuera de nuestro domicilio habitual. Esa es su finalidad.

    Jose Martinez Olmos
    • Procedo a rectificar el artículo en el extremo relativo al tema de los trienios. Sobre la percepción de la ‘cuantía’ a la que hace referencia, sea dieta o sea indemnización, fiscalmente se trata de un ingreso que no computa como renta y que, salvo que me rectifique, se percibe en mayor cantidad en su caso que la que perciben los diputados pertenecientes a la circunscripción electoral de Madrid, y sobre el que existe un amplio debate social en relación a su conveniencia. No obstante, mi única intención al visibilizar este hecho fue el de analizar los diputados granadinos que se veían involucrados en este debate y poner de manifiesto esta realidad, sin pretender realizar ningún juicio de valor. Queda abierto este espacio a que nos aclare la naturaleza jurídica de la percepción si lo considera oportuno. Y muchas gracias por su feedback!

      Incho Cordero
  4. Hombre!, Sr. José Antonio Olmos, que yo sepa, a nadie (excepto a banqueros y asesores de banqueros, -pero esos no cuentan como trabajadores al uso-) se le paga “una cantidad para afrontar los gastos cuando uno trabaja fuera de su domicilio”. En mi caso, profesor, me tengo que pagar el transportes o/y alquiler cuando mi destino no coincide con mi domicilio familiar. Compartirá conmigo en que ustedes, los políticos, conforman unas “casta” de privilegiados, en cuanto al esa “cantidad para afrontar los gastos cuando uno trabaja fuera de su domicilio”.

    De todas formas, y volviendo al artículo, me hubiera gustado otra perspectiva del análisis que nos ofrece el Sr. Incho Cordero. Sinceramente, me dice muy poco. Aquí lo importante no es comparar la actividad de los diputados del gobierno frente a los diputados de la oposición para un mismo periodo legislativo, sino poner de manifiesto el trabajo por Granada de todos ellos. Hubiera sido interesante ver la actividad de cada uno de ellos confrontando su actividad parlamentaria, cuando fueron diputados de un gobierno frente a cuando fueron diputado de la oposición. Mi hipótesis de partida es que cada diputado aminora su “interés por Granada” (medido en términos de actividad parlamentaria) dependiendo de si es su partido el que gobierna o no. O dicho de otro modo, anteponen los intereses partidistas (y por tanto, la sumisión al partido) a la “pelea” continuada por los intereses de los granadinos. Un ejemplo obvio de esto es la inactividad vergonzante del diputado Sr Pezzi cuando gobernó el Sr Zapatero, frente a la que ahora nos muestra con el gobierno del PP.

    Posiblemente, solo cuando ser diputado por Granada dependa exclusivamente de los granadinos, será cuando su “actividad parlamentaria” no tenga esas “lagunas”. Es decir, cuando la listas de los partidos en elecciones sean abiertas.

    Manuel Pérez López
  5. […] publicado originalmente en el blog con licencia CC Granada en datos, de Incho Cordero el 18/10/2013. Ha sido adaptado a Qué hacen los […]

    La actividad de los diputados granadinos en Madrid | Qué hacen los diputados
  6. […] los senadores granadinos. Hace un año, cuando esta sección de GranadaiMedia empezaba su andadura, hice un análisis similar de los diputados granadinos en el Congreso. Y quizá ahora sea momento de preguntarse para qué sirve un senador y qué hace, en este caso por […]

    ¿Nos sirve el Senado para algo a los granadinos? | Granada en datos

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *