08
noviembre

Retrato robot del turista en Granada

Granada está de moda. La ciudad y sus atractivos periféricos (sierra, costa, turismo rural…) no paran de aparecer en los medios de comunicación como uno de los destinos preferidos por visitantes en puentes y fines de semana. La visita de los príncipes Felipe y Letizia con sus hijas a Granada, el pasado fin de semana, constituyó la mejor campaña publicitaria de la ciudad en mucho tiempo. Los rincones y paisajes granadinos son visitados y elogiados por iconos mediáticos, como la mismísima esposa del presidente de los Estados Unidos, o el presidente norteamericano que lo fuera, Bill Clinton, por poner un ejemplo.

Con estos referentes, parece que no hay mucha duda de que la hostelería sostiene el sector servicios en cuestión de empleo en la provincia, a pesar de los malos datos, como ya referimos en otro ‘Granada en datos’ anterior, referente al comportamiento de la economía granadina.

El turismo en Granada sostiene la actividad económica de la provincia, y es el único sector que genera empleo

El aumento del paro el pasado mes de octubre en Granada se vio directamente influido por el fin de la temporada de verano en el sector turístico. El perfil laboral de los empleados en el sector turístico sufre las consecuencias del alto grado de temporalidad y estacionalidad de los trabajos ofertados. Muchos de ellos esperan ahora a la temporada de invierno, mirando al cielo, con el deseo de que las nubes en Sierra Nevada traigan nuevas ofertas laborales en forma de nieve para todos aquellos que se han vuelto a quedar en el paro.

Sea como fuere, con la construcción en derribo, la industria en caída libre y la tímida vuelta al campo como medio de subsistencia, el sector turístico saca pecho en medio de una economía devastada por el desgaste de los años de crisis. Es capaz de mantener una actividad medianamente aceptable, con los tiempos que corren, y es la locomotora del mínimo crecimiento que experimenta la provincia.

Pero para ver si realmente esta impresión general coincide con los números, me he ido en esta ocasión a analizar los diferentes indicadores que publica el Instituto Nacional de Estadística en relación a los alojamientos turísticos, en los que he encontrado luces y sombras, como suele ser habitual. Para centrar el análisis, decidí estudiar los datos correspondientes a los meses de verano (junio, julio, agosto y septiembre) entre los años 2007 (previo a la crisis) y 2013. Situándote con el ratón sobre los gráficos que acompaño a continuación, podrás obtener las cifras de cada periodo analizado.

Ocupación hotelera en la provincia de Granada

La Encuesta de Ocupación Hotelera del INE nos arroja unos resultados mucho más que aceptables para la provincia del Granada en ocupación de establecimientos hoteleros. La provincia aumenta el número de pernoctaciones en los meses estivales, alcanzando un récord espectacular, al situarse muy cerca de los niveles de 2007. El turismo nacional crece lenta, pero sostenidamente, aunque el que mejores cifras presenta es el extranjero, que recupera fuerza tras años de retroceso, hasta el punto de haber batido el récord de pernoctaciones en la serie analizada durante el mes de septiembre de 2013.



La tasa de ocupación sigue siendo inferior en varios puntos, influida muy probablemente por el aumento de la oferta de plazas, que no ha conseguido cubrir las expectativas generadas. Aún así, presenta los mejores resultados desde el año 2008, con un mes de septiembre excepcional, arrastrado por la mayor ocupación hotelera de visitantes extranjeros.

La tasa interanual de precios hoteleros cayó un 14,22% en Andalucía desde septiembre de 2007

El aumento de las tasas de ocupación y pernoctaciones no es gratuito. Tiene un coste alto, y está basado fundamentalmente en la reducción de la tasa interanual de precios en los alojamientos hoteleros en Andalucía (no se ofrecen datos desagregados provinciales) en un 14,22% en el periodo analizado, desde septiembre de 2007, período en el que el IPC aumentó un 13,1% a nivel estatal. Esto, indudablemente se traduce en una pérdida del poder adquisitivo de trabajadores y empresas del sector, que no tienen más remedio que hacer frente a la crisis reduciendo márgenes de beneficio.

¿Y cuáles son los datos de Granada capital en ocupación hotelera? En este ámbito se marcan claramente las diferencia entre turismo residente y externo, de manera que la tasa de extranjeros es entre un 15% y un 40% superior en los meses de verano, invirtiendo la predominancia de ocupación hotelera en la provincia. La dependencia de este perfil de turista es alta, y la recuperación en las tasas de ocupación está directamente influida por el visitante extranjero, ya que las cifras de pernoctaciones de turistas nacionales no cambia mucho en los últimos años, aunque 2013 sea el mejor de la serie.



 

Ocupación en otro tipos de establecimientos

Pero la oferta de alojamiento en la provincia va más allá de los hoteles. El camping como alternativa más económica y versátil, los apartamentos como respuesta al turismo familiar, y los alojamientos rurales como propuesta de turismo de naturaleza y costumbres, amplían un escenario que se va adaptando a los nuevos hábitos turísticos.

El tipo de alojamiento que más sufre la competencia de nuevas ofertas es el camping, que reduce su tasa de ocupación progresivamente en los últimos años, en favor de apartamentos y casas rurales. La equiparación de costes de alojamiento entre estos tres modelos de turismo, parece ser que favorece la elección por la infraestructura de edificación. El campismo es el menos preferido incluso por extranjeros, más asiduos a este tipo de prácticas turísticas.



Los apartamentos turísticos son preferidos por los turistas españoles, frente a los extranjeros, sobre todo en el último año, en el que ha habido un importante descenso de turistas no residentes en este tipo de alojamientos.

En septiembre de 2013, no llegó al 12% la tasa de turistas que prefirieron establecimientos no hoteleros en la provincia

Baste con indicar que la ocupación de turistas extranjeros en campings, apartamentos y casas rurales en el mes de septiembre de 2013 fue del 11,26% del total de ocupación turística de este sector de población. El comportamiento de turistas españoles fue muy similar, dado que en torno al 11,37% de las pernoctaciones fueron en establecimientos no hoteleros. Teniendo en cuenta que las preferencias de alojarse en un hotel en un 90% de los casos (obteniendo el dato del mes de septiembre de 2013), quizá haga falta un mayor apoyo a la promoción de este otro tipo de alojamientos.

Esta cifra, no obstante, habría que ‘cocinarla’, como dicen los expertos en encuestas, dado que no existen datos desagregados para este tipo de alojamientos en Granada capital, y por tanto es imposible confrontar cifras por zonas turísticas, dado que casi la totalidad de campings y alojamientos rurales están fuera de la capital, y quizá conviniera equipararlas a los 88.071 extanjeros que pernoctaron fuera de la capital. En todo caso, al no poder disponer de datos desagregados de apartamentos por zonas turísticas, el dato quedaría contaminado.



Lo cierto es que la ocupación en alojamientos no hoteleros desciende tanto en campings como en casas rurales, y solo sube en apartamentos, quizá favorecidos por la posibilidad de ofrecer una estancia económica, con cocina y servicios añadidos, que reducen drásticamente el presupuesto del viajero, y por estar situados la mayoría de ellos en entorno de la ciudad, frente a un turismo más específico como el rural.

Perspectivas del turismo en Granada

Solo cabe felicitarse por el comportamiento de la actividad turística en la provincia, que compensa la pérdida de empleo de otros sectores de producción y mantiene las constantes vitales de la actividad económica. Pero quizá esta buena noticia tenga menos repercusión en la periferia de la provincia, donde los buenos resultados, por el perfil de visitante y su comportamiento parece que redundan sobre todo en el entorno de la capital.

Los alojamientos rurales muestran tasas de ocupación demasiado bajas

El dato de ocupación de aproximadamente el 25% en alojamientos rurales durante el pasado mes de agosto, no es el mejor posible para apostar por un turismo que ofrezca escenarios de crecimiento y de ampliación de la oferta turística. Alpujarra, Sierra Nevada (más allá del esquí), el Altiplano u otras zonas pueden estar infrautilizadas y infraexplotadas, viendo la oferta de plazas existentes y su ocupación. Y seguro que se puede hacer mucho más por mejorar el interés de visitantes en otros rincones granadinos.


Comentarios en este artículo

  1. […] Granada está de moda. La ciudad y sus atractivos periféricos (sierra, costa, turismo rural…) no paran de aparecer en los medios de comunicación como uno de los destinos preferidos por visitantes en puentes y fines de semana. La visita de los príncipes Felipe y Letizia con sus hijas a Granada, el pasado fin de semana, […] via Granada en datos http://granadaendatos.granadaimedia.com/2013/11/08/retrato-robot-del-turista-en-granada/ […]

    Retrato robot del turista en Granada #Granada | Timocracia Granada
  2. […] No hay duda de que la hostelería sostiene el sector servicios en Granada, explica Incho Cordero en su nueva entrada en Granada en datos, que hace el retrato robot del turismo en la ciudad y la provincia. […]

    Granada despierta con un horizonte para Arquitectura | Granada despierta
  3. […] – Incho Cordero en Granada en datos: “Granada está de moda”. […]

    Sólo ocho agentes para velar por los turistas | GranadaiMedia

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *