31
enero

Análisis visual de los presupuestos del Ayuntamiento de Granada (III): Los detalles

Cierro la serie de artículos dedicados a analizar el presupuesto presentado por el Ayuntamiento de Granada para este año 2014, con esta tercera entrega dedicada a aterrizar en algunos detalles, cuando menos llamativos, de algunas partidas. Tras analizar y visualizar los ingresos y los gastos en las dos piezas anteriores, considero que es necesario explicar el cambio de tendencia que experimentarán algunos aspectos de la contabilidad del ayuntamiento.

Las desviaciones con respecto al trimestre anterior ya han sido explicadas en términos generales. Pero… ¿qué ocurre si entramos a analizar el nivel micro, si descendemos a los detalles del presupuesto? Descubriremos algunas curiosidades, que nos servirán para desgranar los detalles de las cuentas municipales.

El pasado viernes cerraba el artículo relativo a los gastos con la cifra de las retribuciones básicas correspondientes a los órganos de gobierno. El montante asciende a algo más de 2,5 millones de euros, concretamente a 2.573.279,88 euros, lo que supone una reducción de algo más de 57.000 euros. Esto constituye una buena noticia solo a medias, dado que esa reducción, y algo más, corresponde al gasto de personal directivo, dado que las retribuciones de los miembros de órganos de gobierno se incrementan en algo más de 3.000 euros.



La cifra no es escandalosa en sí misma, aunque no deja de llamar la atención en el escenario de congelaciones y recortes salariales generalizado en el que nos hallamos. Teniendo en cuenta que los gastos en conceptos de retribuciones se reducen en total en casi 70.000 euros, el aumento resulta cuando menos inoportuno. No obstante, los gastos asociados al personal crecen por otro lado en algo más de 200.00 euros, fundamentalmente por el incremento de la partida correspondiente al fondo de obras sociales.

El gasto social visto en profundidad

Pero quizá lo que más interese sea el gasto social, que al fin y al cabo es lo que los ciudadanos esperan que cuide su ayuntamiento.

En este amplio apartado, resultan bastante indicadores algunos cambios en determinadas partidas. En el ámbito de la educación, las reducciones las sufrirán fundamentalmente el programa Escuelas de vacaciones (10.000 euros), el de ciudad educadora (21.000 euros) y la fundación Granada Educa (20.000), además de la desaparición de la Escuela de Adultos y su asignación de 10.000 euros.

La cuenta orgánica de formación y empleo se reduce en un 7%

En cuanto al apartado de formación y empleo, las partidas que más se resienten son las de ayudas al fomento del empleo (-30.900 euros) y docencia en acciones formativas (-122.000 euros). El apartado de becas de ayuda a la formación prácticamente desaparece, aunque se dota con 258.000 euros un nuevo concepto de becas de ayuda a la inserción. A pesar de ello, la cuenta orgánica de formación y empleo se reduce en más de 65.000 euros, lo que supone algo más del 7%.

El presupuesto de 2014 certifica la muerte anunciada del servicio de teleasistencia domiciliaria

El área de servicios sociales experimenta una reducción general del 1,5%, aunque destacan algunas partidas especialmente. Se reducen las subvenciones, tanto a los servicios sociales comunitarios (2,68%), como las de cooperación al desarrollo personal (más del 50%) y cooperación al desarrollo internacional (casi el 30%). Así, los servicios sociales sectoriales minoran su presupuesto en más de un 11%.

En el servicio de atención a la familia, desaparece totalmente el gasto del servicio municipal de teleasitencia domiciliaria (en cuantía superior a los 343.000 euros) y se incrementa, prácticamente en la misma medida el programa de atención social a la infancia. De todo el gasto social, la única área que incrementa ligeramente el gasto es la de juventud, con un 1,88%.



Quizá una de las áreas más tocada sea la de deportes. En un principio, el hecho de que se aporten 600.000 euros menos que el año pasado al Eurobasket, puede parecer que es la razón de la caída de esta partida presupuestaria. No obstante, el apartado de promoción y fomento del deporte desciende en su gasto más de un 11%. Esto incluye enseñanzas deportivas terapéuticas, en instalaciones propias y en la naturaleza (algo más de 200.000 euros de reducción) y gastos de arbitrajes (-24.000 euros).

Los distritos y la seguridad también se ven afectados

Los barrios sufren variaciones desiguales

Una partida que experimenta grandes cambios con respecto al año anterior es la de las aportaciones a los barrios, dentro del área de participación ciudadana. Algunos distritos incrementan la aportación que reciben (Chana, Zaidín y Beiro), aunque la mayoría la reducen como es el caso de Ronda, Genil, Norte, Albaicín y Centro, estos dos últimos en torno a un 30 y un 40 por ciento respectivamente.

Desaparecen las subvenciones para cultura y fiestas de los distritos y se crea una nueva partida, de 52.00 euros de cultura descentralizada, sin asignación por zonas.

En muchos casos también se eliminan las subvenciones de alquiler y mantenimiento de asociaciones de vecinos, y aunque se aumentan los equipamientos e infraestructuras de los centros cívicos en otra partida de carácter general (sin asignación por distritos), la de conservación y mantenimiento de este tipo de centros prácticamente desaparece.



Sin duda los recortes más espectaculares los experimentan los servicios de Policía y seguridad ciudadana, excluidos los gastos de retribuciones. Los gastos asociados a la Policía Local, incluidos vestuario o seguridad de edificios, se reducen en un 32,05%.

Más drástico es el recorte en servicios de protección civil y extinción de incendios, que dispondrán solo de un 25% del presupuesto del año anterior. Las inversiones en el servicio de Bomberos, por valor de casi un millón de euros, desaparecen, además de otras partidas del servicio. En total el área de Seguridad reduce los gastos en más de tres millones de euros.



Y por último, destacar algunas partidas más:

  • Se reducen los alquileres de locales y gastos de comunidad en más de 55.000 euros, si bien se introduce un nuevo gasto de 39.000 euros para el alquiler de los locales de TG7.
  • La aportación al Parque de las Ciencias aumenta en casi 300.000 euros.
  • La deuda con Resur (más de 2,5 millones) desaparece de los presupuestos, en una cuantía similar al incremento que experimenta el gasto de limpieza pública.
  • El programa Agenda 21 de medio ambiente reduce su asignación en 30.000 euros, la mitad de lo que disfrutaba.
  • El plan integral de accesibilidad aumenta su dotación en más de un 50%.
  • El consumo eléctrico de alumbrado público se incrementa en un 3,89% (más de 150.000 euros) a pesar de las medidas de ahorro energético.
  • El gasto de conservación, limpieza y consumo energético de colegios se incrementa en casi 200.000 euros.
  • La programación de actividades culturales se reduce en más de 60.000 euros (casi el 6%). Excepto bibliotecas, todos los apartados experimentan recortes, incluidos los diferentes festivales.
  • Las subvenciones al transporte urbano se reducen en un 15%, algo más de 1,5 millones de euros.
  • La conservación de empedrados y acerados aumenta en un 5%, pero el plan de asfaltado pierde 100.000 euros.

¿Y a dónde van tantos recortes, si el presupuesto crece en términos absolutos? Pues como ya expliqué en el artículo anterior a este, principalmente a pagar el capital y los préstamos de la deuda exigible.

La cuenta orgánica de contabilidad (en la que están presupuestados estos pagos) aumenta un 37,87% con respecto a 2013. Dicho de otra manera, el Ayuntamiento aumentará en más de un tercio la cantidad que ya pagaba el año pasado a las entidades financieras.

La necesidad de transparencia efectiva en la gestión de la información municipal

Serían muchos los detalles en los que podría aterrizar, pero seguramente empezaría a ser tedioso para el lector, así que lo dejaré aquí. Espero que con esta serie de artículos puedan comprender mejor el entramado numérico de estos presupuestos, y su traducción en políticas efectivas.

El intento de aterrizar en tanta cifra no ha sido fácil, como ya he comentado en las semanas anteriores, por el carácter no reutilizable de los datos aportados por el Ayuntamiento. Espero y deseo que en el futuro el Consistorio adopte una política de transparencia acorde con las nuevas exigencias de la ciudadanía y facilite toda la información en el formato más accesible posible. Debería ser el compromiso inequívoco de una corporación que vela por los intereses públicos y que está dispuesta a dejar que los ciudadanos conozcan y se interesen por todos y cada uno de los detalles de su actividad.

Incho Cordero
Avatar de Incho Cordero

Incho Cordero, apasionado del periodismo de datos, al que recurro para contar historias, más allá de los fríos números y las tristes cifras. Buscando una salida a tantos datos que muchas veces no dicen nada, o tienen demasiadas interpretaciones y a las estadísticas que confunden, cuentan realidades parciales y sesgan la percepción de la realidad que nos rodea.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *